Es obvio que España en los últimos años ha sufrido un cambio cultural muy contundente. Las estructuras familiares y las relaciones ya no son igual que antes y cada vez son más personas las que deciden crear una familia por su cuenta, o simplemente no seguir la estructura impuesta por nuestros antepasados.

Fueron Francia y los países nórdicos los pioneros en cambiar el modelo de estructura familiar y hoy en día dentro de sus fronteras nacen más niños fuera del matrimonio que dentro de él. España se mantiene dentro de la media del resto de Europa, hoy en día 4 de cada diez niños nace fuera del matrimonio (42,5%), una evolución sorprendente si tenemos en cuenta que en 1975 este porcentaje era del 2%.

Este nuevo modelo de familiar implica también nuevos hábitos y nuevas necesidades en las familias. Por ello, en Ayuda Familiar, como expertos en ayuda a familias a domicilio, hemos querido analizar la situación y exponer cómo afecta la nueva situación a la conciliación de la vida familiar y laboral.

¿Qué está propiciando este hecho? El cambio social que se vive en los países de occidente. Las normas de antaño eran casarse, tener hijos y vivir en una familia donde el hombre fuera el sustento económico. Desde 2011 las familias con ambos progenitores trabajando son mucho más numerosas  que en aquellas donde solo trabaja el hombre.

Fuera del matrimonio los porcentajes de maternidad son los siguientes: el 58% de los niños nace bajo una pareja de hecho, mientras que el 42% en el lecho de una madre soltera, así lo demuestra el Informe sobre la exclusión y el desarrollo familiar en España de 2014.

Las mujeres con más estudios y que tienen una independencia económica sólida están optando cada vez más por desmontar la estructura familiar típica decidiendo adoptar o recurrir a técnicas de reproducción asistida para criar un hijo por su cuenta. Además, el retraso de la edad de maternidad está haciendo que cada vez más mujeres decidan tener hijos en solitario, por lo que un gran porcentaje de madres solteras lo son bajo una decisión totalmente meditada y no inesperadamente como mucha gente piensa.

Ser madre soltera es una elección más hoy en día dentro del mundo de la familia, los hombres solteros sin embargo lo tienen más complicado y solo representan el 3,4% de las familias españolas. Aunque a la velocidad que evoluciona el cambio social no tardará en llegar la igualdad para ellos.

Las familias monoparentales hoy en día superan a las familias numerosas en nuestro país, y empiezan ahora a contar con los mismos privilegios, pero todavía no han conseguido todos. El 53% de las familias monoparentales está en riesgo de exclusión y  actualmente se está luchando por conseguir más ayudas. El principal reto de estas familias es conciliar el trabajo con los horarios del hijo en cuestión.

En Ayuda familiar creemos que la conciliación familiar y laboral es crucial para que un hogar progrese y por ello ayudamos a personas en situaciones complicadas.