El grupo de edad más numeroso en en siglo XXI será el de los mayores de 65 años, personas cuya capacidad disminuye a medida que decae su actividad física diaria. Sin embargo, gran parte de este deterioro se puede corregir fácilmente con sencillos programas de ejercicio. El ejercicio y la actividad física mejoran la salud, la capacidad funcional, la calidad de vida y la independencia.

Es una ilusión pensar que los ancianos son incapaces de realizar actividad física, por lo tanto, no pueden participar en deportes. Algunas personas creen sinceramente que la actividad física se vuelve obsoleta con la edad. Los conceptos erróneos generalizados también incluyen la idea de que es peligroso para las personas mayores participar en deportes debido al riesgo de lesiones.

Un informe reciente proporcionado por especialistas en atención médica reveló que la mayoría de las personas evitan la actividad física por completo a la edad de 65 años. O simplemente se sientan o se acuestan la mayor parte del día: el reposo.

La inmovilidad de los adultos mayores aumenta su vulnerabilidad, haciéndolos sufrir rigidez, dolores y molestias. Los expertos en salud creen que el deterioro de la salud física ocurre si la persona no tiene suficiente actividad física. Por lo tanto, uno no debe olvidarse de los beneficios del deporte y las actividades físicas para los ancianos.

El deporte prolonga la vida

Es esencial que las personas mayores se mantengan activas. Este problema es realmente significativo para todos, pero se vuelve de vital importancia a medida que envejece. La actividad física es la clave para una vida larga y saludable.

Los expertos en salud recomiendan hacer deporte para prevenir enfermedades. Pase al menos 150 minutos por semana realizando ejercicios aeróbicos. La actividad aeróbica moderada es necesaria para trabajar los músculos principales del cuerpo. Por lo general, es suficiente hacer ejercicios simples.

Las actividades de acondicionamiento físico mejoran la salud

Los problemas que enfrentan los ancianos están asociados con la flexibilidad de las articulaciones y la resistencia ósea, una presión arterial más alta y niveles de grasa corporal. Como resultado, generalmente se les diagnostica:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Golpes y muchos otros problemas de salud.

Los ancianos son susceptibles a las condiciones mencionadas anteriormente debido a la falta de actividad física. Numerosos estudios demostraron que nunca es tarde para ponerse en forma. Nuestros cuerpos siempre responden a nuestras actividades. Por lo tanto, las personas mayores deben elegir actividades físicas para mejorar la fuerza de los músculos y la resistencia física. Deberían trabajar para lograr un mejor equilibrio y coordinación.

 El deporte reduce la tensión y relaja a la persona.

Es imposible eliminar el estrés de nuestra vida, pero las personas pueden aprender a manejarlo. El ejercicio es una de las herramientas más efectivas para eso. El deporte y las actividades físicas producen endorfinas que funcionan como analgésicos naturales y nos distraen de las preocupaciones diarias. Como resultado, duerme mejor y esto ayuda a reducir la tensión y hacer que esté más relajada.

El deporte agrega diversidad a la vida social

Las actividades agradables mejoran el estado de ánimo y mejoran la vida social. Las personas visitan centros deportivos y comienzan a comunicarse entre sí. Los nuevos amigos traen un impulso a su vida. Este es un poderoso incentivo para que el anciano sepa que alguien está esperando que se presente en el gimnasio. Aumenta la motivación a un nuevo nivel. Los ancianos están más comprometidos con los entrenamientos regulares. La socialización ayuda a producir la hormona oxitocina que reduce la ansiedad y promueve la relajación.

Las actividades de acondicionamiento físico ayudan a controlar el peso corporal

La participación deportiva es una forma efectiva de quemar calorías y mantener el peso corporal, reduciendo así la probabilidad de desarrollar hipertensión, diabetes y colesterol alto.

El deporte trae placer y hace a las personas más felices.

La calidad de vida es la principal prioridad para los ancianos. Por eso prefieren elegir la actividad que les brinda placer. Nadar, andar en bicicleta, caminar y jugar a la petanca brindan mucha alegría. Como resultado, la persona vive una vida más plena.

Las actividades físicas ayudan a mantener la independencia.

La independencia es muy importante para las personas mayores, ya que proporciona una mejor calidad de vida. Si el anciano está físicamente en forma, emocional, mental y socialmente comprometida, él/ella se mantiene más saludable por más tiempo. La participación en actividades de acondicionamiento físico ayuda a mantener un espíritu y un cuerpo saludables y, en consecuencia, a mantener una vida independiente dentro de sus propios hogares.

Al mismo tiempo, debemos entender que algunas tareas pueden convertirse en un desafío físico para las personas mayores. Sus hijos también se preocupan por ellos, por lo que se recomienda preocuparse por la seguridad antes de embarcarse en una nueva rutina de ejercicios. El servicio de acompañamiento a personas mayores puede ser una solución que brinda tranquilidad a todos. Uno de nuestros expertos, estará en constante acompañamiento y brindándole una seguridad impecable.

El riesgo de caídas aumenta proporcionalmente con la edad. Las personas mayores de 65 años sufren este problema y las lesiones pueden ser fatales. Es vital obtener asistencia médica en este caso lo más rápido posible. Nuestros expertos pueden brindarles un sistema de prevención adicional ayudandoles a realizar los ejercicios correctamente de forma personalizada y en caso de lesión, llamar a los servicios de emergencia, al mismo tiempo que realizan las maniobras adecuadas.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Powered by