El progresivo envejecimiento de la población, el aumento de la esperanza de vida y las nuevas estructuras familiares, que hacen cada vez más difícil la conciliación familiar, han provocado que la atención a las personas dependientes, sobre todo de la tercera edad, se haya convertido en una necesidad.

El ingreso en centros de asistencia es una posibilidad. Sin embargo, las listas de espera para los centros públicos son demasiado largas y la cobertura privada tiene precios demasiado elevados, que muchos mayores no pueden afrontar con la cuantía de sus pensiones. A eso se le añade que muchos prefieren conservar la intimidad que les ofrece su propio hogar.

Por ello, en Ayuda Familiar, empresa de atención familiar domiciliaria especializada en el cuidado de personas mayores, ayudamos a las familias de una nueva forma, poniendo como prioridad las necesidades de cada hogar y siendo conscientes de la importancia que tiene para una familia el cuidado de sus mayores.

En este sentido, fomentamos la colaboración activa con las familias, de manera que, la vida de sus seres queridos siga siendo lo más íntegra y placentera posible, aportándoles calidad de vida y bienestar.

Apoyo y protección

Nuestra vocación no es solo ofrecer servicios de ayuda familiar sino también fomentar el respeto por nuestros mayores y contribuir al crecimiento y enriquecimiento social.

Somos personas que cuidamos a personas, comprendiendo la importancia de nuestro trabajo y, por tanto, poniendo en el mismo la máxima dedicación y mimo para conseguir hacer el día a día de la familia un poco más fácil.

 

Necesidades de las personas mayores

Muchos de nuestros mayores viven en casa solos y pasan la mayor parte de su tiempo sin nadie que atienda sus necesidades del día a día. Además, cada vez son más los mayores que sufren enfermedades degenerativas como pueden ser la demencia senil o el Alzheimer que imposibilita que puedan ser autosuficientes.

Tareas tan habituales como cambiarse de ropa, ducharse, comer o simplemente disfrutar de la compañía de otra persona y poder pasar un rato charlando es en muchos casos algo complicado para los mayores.

Asimismo, muchos de ellos pierden cierta movilidad y necesitan de ayuda para caminar con andadores o muletas, por lo que cualquier imprevisto durante la noche puede ser un peligro.

Además, salir a pasear es un ejercicio que les ayuda a mantenerse activos pero es muy común que no puedan hacerlo solos y necesiten compañía.

Desgraciadamente, la ocupación laboral de sus familias provoca que en ocasiones no reciban la atención suficiente para garantizar una buena calidad de vida, por lo que muchas familias recurren a una empresa que ofrezca ayuda a domicilio para el cuidado de personas dependientes.

Conciliación laboral y familiar

El ritmo de vida de las familias actuales provoca que muchos días sus miembros sólo coincidan durante la noche. En esta nueva era del tupper, las familias comen fuera de casa y no tienen tiempo ni de hacer las tareas domésticas.

Por este motivo, son cada vez más los hogares que contratan una empresa de limpieza para que les ayude con los quehaceres del día a día como limpieza, gestión de compras, comidas, colada, el cuidado de los niños o la asistencia en situaciones de emergencia como puede ser la hospitalización de un familiar.

Asimismo, algunas familias emprenden negocios para los que también necesitan servicios que les ayuden a que todo esté bajo control, los más comunes son los servicios de limpieza. Por ello, en Ayuda Familiar contamos con un equipo especializado en la limpieza de oficinas, hoteles y hospitales para que también en el trabajo todo sea más sencillo.

De este modo facilitamos la vida de las familias y contribuimos a que puedan compaginar su vida laboral con la familiar.